miércoles, 9 de enero de 2013

Senyu

Un día, en el mundo en el que se desarrolla la historia de Senyu, se abre un agujero del que comienzan a salir demonios.

El rey llama a los (posibles) 75 descendientes del legendario héroe para que se conviertan (posiblemente) en nuevos héroes y derroten al malvado rey demonio, del que a penas sabe nada.

La historia se centra en Alba, el héroe número 45, y Ros, uno de los soldados reales. Ambos lucharán para vencer al rey demonio.



La historia promete... Bueno... La sinopsis promete y los primeros 30 segundos te hacen esperar un anime con una buena aventura épica... Excepto por esa frase que cruza por tu mente: "¿Tanto le ha costado cargarse a un Slime?"

Pero en cuanto pasa ese primer medio minuto la historia degrada casi al instante en una comedia con una gran cantidad de chistes absurdos.

Y... ¿qué más se puede decir de un anime en el que el ending dura la cuarta parte del capítulo? Porque estás tan "tranquila", riéndote a carcajadas y de pronto... ¿Continuará? ¿Cómo? ¿Ya?

Bueno, puedo decir que han sido 3 minutos (sin contar ending) en los que no he podido parar de reír.
Situaciones completamente absurdas, un héroe que intenta tomarse las cosas en serio y un soldado que parece pasar de todo y suelta bromas con una cara prácticamente inexpresiva y seria.

La única pega es esperar semana tras semana por 3 míseros minutos... Bueno, al menos no se pierde mucho tiempo viéndolos.

Os dejo unas cuantas imágenes.

Un gran comienzo épi.... ¡Espera! ¿Eso es un Slime?

Y aparece Ros... dándote al instante una "mala imagen" del pobre héroe

¡Lístos para el combate!

Alba intenta que Ros se lo tome en serio... ¿Lo conseguirá?
Los 75 (posibles) descendientes del legendario héroe